Justicia europea prohíbe bloquear a los usuarios de Internet


En una medida que se supone un cambio de reglas en materia de intercambio de archivos a través de redes peer to peer, la justicia europea dijo ayer que los proveedores de servicios de Internet (ISP) no pueden ser obligados a monitorear la actividad de sus clientes en línea para filtrar el intercambio ilegal de música y material con derechos reservados.

Tribunal de Justicia de la Unión Europea

La sentencia fue emitida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Luxemburgo sobre un litigio planteado entre  Scarlet Extended SA, proveedor de acceso a Internet, y SABAM, una sociedad belga de gestión encargada de autorizar el uso por terceros de las obras musicales de autores, compositores y editores.

En el año 2004, SABAM observó que usuarios de los servicios de Scarlet descargaban en Internet, sin autorización y sin pagar derechos, obras que figuraban en su catálogo mediante redes peer to peer.

Por este motivo, la sociedad belga que representa los intereses de los autores, compositores y editores inició un planteo legal exigiendo que Scarlet, en su condición de ISP, ponga fin a las infracciones de los derechos de autor, impidiendo cualquier forma de envío o recepción por parte de sus clientes, mediante peer to peer, de archivos conteniendo música del repertorio de SABAM.

La demanda tuvo un éxito inicial cuando el presidente del tribunal de primera instancia de Bruselas (Bélgica) ordenó a Scarlet que procediera a realizar el bloqueo, bajo pena de ser sancionada en caso de incumplimiento.

Esto habría llevado a la compañía prestadora de Internet a implementar- con sus propios recursos- un complejo sistema de monitoreo y filtrado del tráfico de todos sus clientes, por lo que los abogados de Scarlet realizaron una presentación ante la Corte de Apelaciones de Bruselas, la que a su vez elevó una consulta al máximo tribunal europeo para esclarecer si el Derecho de la Unión Europea permite que los Estados miembros autoricen a un juez nacional ordenar a un proveedor de acceso a Internet que establezca, de forma general, con carácter preventivo, exclusivamente a sus expensas y sin limitación en el tiempo, un sistema de filtrado de las comunicaciones electrónicas con el fin de
identificar las descargas ilegales de archivos.

Propiedad Intelectual vs. Protección de Datos Personales

Ante este planteo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea interpretó que la medida impuesta a la prestadora de servicios de Internet resulta incompatible con la Directiva sobre comercio electrónico de la UE, según la cual las autoridades nacionales no pueden adoptar medidas que obliguen a un proveedor de acceso a la web a proceder a una supervisión general de los datos que se transmiten en su red.

Para el Tribunal de Justicia, la imposición de un sistema de control y bloqueo como el pretendido por el fallo en primera instancia estaría vulnerando derechos que se encuentran cubiertos por la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, como la protección de los datos de carácter personal y su libertad de recibir o comunicar informaciones.

Si bien grupos de defensores de derechos de los consumidores en Europa recibieron con agrado la sentencia, desde la industria de la música intentaron minimizar los alcances de la misma. Por ejemplo, la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI), emitió un comunicado aclarando que “en este caso particular, el tribunal rechazó la medida de filtrado de contenidos presentados por el tribunal belga por ser demasiado general”.

El grupo empresarial también aseguró que el pronunciamiento judicial no afectará la cooperación entre las ISP  y los representantes legales de la Federación para avanzar gradualmente en el bloqueo de los sitios web dedicados a la piratería musical.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *