Google y Facebook niegan haber participado en PRISM, el programa secreto para recolectar información de los usuarios


A través de sendos comunicados firmados por sus propios CEOs, Google Inc. y Facebook Inc. intentaron despegarse del escándalo generado alrededor de PRISM, el programa secreto que permite a la Agencia Nacional de Inteligencia de EE.UU. (NSA) recopilar información sobre la actividad de los usuarios en la Web.

prism_1

Una de las diapositivas utilizadas internamente por la NSA para ilustrar el alcance del programa PRISM, divulgada por el periódico británico The Guardian.

“Facebook no es ni será parte jamás de cualquier programa para dar a los EE.UU. o cualquier otro gobierno el acceso directo a nuestros servidores… Ni siquiera habíamos oído hablar de PRISM antes de ayer”, señaló Mark Zuckerberg a través de su cuenta en la red social, el pasado viernes.

Ese mismo día, Google hizo su descargo público mediante un comunicado firmado por su CEO, Larry Page, y por su Director Legal, David Drummond, quienes utilizaron practicamente las mismas palabras del líder de Facebook:

“Primero, no nos hemos unido a ningún programa que le daría al gobierno de EE.UU.  o cualquier otro gobierno el acceso directo a nuestros servidores. En efecto, el gobierno de EE.UU. no tiene acceso directo ni una ‘puerta trasera’ a la información almacenada en nuestros centros de datos. No habíamos oído hablar de un programa llamado PRISM hasta ayer”. 

Secretos descubiertos por la prensa

A diferencia de Zuckerberg, Page fue un poco más allá y calificó como “falsos” los informes de prensa que sugieren que su compañía estaría proveyendo acceso sin restricciones a los datos de sus usuarios, en alusión a las notas publicadas en The Washington Post y en el periódico británico The Guardian, que expusieron los detalles de PRISM.

Cabe recordar que el primero dio a conocer la existencia de ese y otros programas de espionaje estatal y que el medio inglés obtuvo un documento en Power Point clasificado como “Top Secret”, que permite ver que la NSA tuvo acceso a los sistemas de datos de grandes compañías vinculadas a Internet, entre las que se encuentran, además de las dos antes mencionadas, Microsoft, Yahoo!, Apple y PaltTalk.

La información, que habría sido filtrada por un supuesto ex empleado encubierto de la CIA de 29 años, identificado como Edward Snowden, permitió saber que, a través de PRISM, los servicios de inteligencia y seguridad del gobierno estadounidense pueden recolectar una gran cantidad de material sobre la actividad de los usuarios en Internet, incluyendo el historial de búsqueda, el contenido de los mensajes de correo electrónico, transferencias de archivos y chats en vivo.

Según la documentación revelada por The Guardian, toda esta recolección se haría directamente de los servidores de las empresas señaladas, contando para ello con la supuesta colaboración de las mismas.

prism_2

La diapositiva muestra las fechas en las que PRISM comenzó a recolectar información de los servidores de cada empresa involucrada.

Otro que salió al cruce de las noticias sobre PRISM fue el propio presidente de los EE.UU., Barak Obama, quien trató de minimizar el asunto indicando que ese y otros programas de la NSA (como los de seguimiento a las comunicaciones telefónicas) sólo serían “modestas invasiones a la privacidad” que sirven para “evitar actos terroristas”.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *