Google mejora su propia red interna a través de la tecnología de código abierto OpenFlow


El gigante de las búsquedas ha decidido mejorar, en términos de velocidad y economía, el tráfico interno de su gigantesca base de datos mediante la renovación de su red interna, con la incorporación de hardware desarrollado por la propia Google, basado en un nuevo paradigma tecnológico denominado OpenFlow. 

Este nuevo estándar es un sistema de código abierto desarrollado de forma conjunta por científicos de Stanford y la Universidad de Berkeley en California. Se trata de un protocolo por el cual los administradores de red pueden, mediante el uso de software, hacerse con el control de una red grande o pequeña de la misma manera que se controla un ordenador personal.

A través de la adopción de un concepto conocido como Software Defined Networking (SDN), los operadores de una red OpenFlow como Google pueden aumentar dramáticamente su capacidad de control mediante la separación de las dos funciones de los equipos de red: intercambio de paquetes y gestión.

Cabe recordar que, hasta ahora, el funcionamiento de Internet ha estado basado en ordenadores interconectados que envían y reciben paquetes de datos sin prestar atención al contenido ni haciendo distinciones entre los diversos tipos de emisores y receptores de información. Esto se ha visto superado por factores como el aumento de los volúmenes de datos y  la aparición de la llamada “computación en la nube”, que obligan a adoptar un sistema de control más inteligentes para organizar el comportamiento de miles de máquinas de enrutamiento.

En base a esta necesidad, Google inició en 2010, y bajo un estricto secreto, el reemplazo del antiguo hardware con la incorporación de sus propios routers con soporte para OpenFlow con SDN, de forma que a principios de este año todo el sistema estuvo operando dentro del nuevo estándar, tal como fue revelado ayer por el propio Urs Hölzle, vicepresidente senior de operaciones de Google, en el Open Networking Summit 2012.

¿Qué beneficio trae la renovación de la red interna de Google? Básicamente, con la incorporación de la tecnología OpenFlow, los centros de datos de Google en todo el mundo pueden intercambiar sus grandísimos paquetes de contenidos de forma más veloz, gracias a que el sistema se encarga  de determinar anticipadamente la vía más expedita para hacer llevar esos datos de un punto a otro. Esto ayudará, según estimaciones de especialistas, a que la red duplique e incluso triplique su capacidad de intercambio, al mismo tiempo que demandará un consumo menor de energía y un menor costo de mantenimiento.

Este avance no será percibido directamente por el usuario común, ya que la red que lo conecta a los servicios habituales de Google (Search, Gmail, YouTube, etc) no ha sufrido modificaciones.

La aplicación del estándar OpenFlow no es una exclusividad del gran buscador de Mountan View, sino que detrás de su desarrollo y promoción se encuentra la Fundación Open Networking, integrada también por otras grandes firmas del sector como Broadcom, Brocade, Ciena, Cisco, Citrix, Dell, Deutsche Telekom, Ericsson, Facebook, Force10, Hewlett-Packard, IBM, Juniper, Marvell, Microsoft, NEC, Netgear, NTT, Riverbed Technology, Verizon, VMWare, Yahoo y ZTE.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *