El Sushi superó a la SOPA: Japón establece penas de cárcel contra las descargas ilegales


Las autoridades del Japón han introducido desde mitad de año una serie de reformas en su legislación de derecho de autor que impone severas penas contra las descargas ilegales, que incluyen años de cárcel para aquellos que sean descubiertos bajando material no autorizado.

Esta es la primera vez que el país insular tipifica como delito la descarga de material ilegal, algo que hasta el momento había sido considerado por las leyes como una infracción de tipo civil.

Cabe recordar que Japón ya contaba con un severo sistema sancionatorio contra quienes subían a la web material protegido con copyright, que incluía penas de cárcel de hasta 10 años y multas que pueden superar los 128.000 dólares.

Ahora, con la reforma incluida en la ley, las autoridades niponas están en condiciones de condenar con dos años de prisión o imponer más de 25.000 dólares de multa a quienes descarguen  material no autorizado.

La severidad de la nueva legislación haría pasible de tales penalidades a quien, por ejemplo, vean en sus ordenadores un video musical pirateado en un sitio como Youtube.

El endurecimiento de las medidas legales en contra de quienes participen de descargas ilegales de la web se debe a un enorme trabajo de lobby que han llevado adelante representantes de las compañías discográficas de Japón, a fin de evitar la sangría económica que le ha estado produciendo la actividad de la piratería musical en la red.

La Asociación de la Industria Discográfica de Japón ha sido, precisamente, una de las entidades que más impulso ha dado al proyecto de reforma, argumentando que las descargas de material musical no autorizado  alcanzaron los 4.360 millones, mientras que las adquisiciones legítimas rondaron los 440 millones.

Con el nuevo régimen legal, la corporación empresarial espera que se produzca una reducción notable “en la proliferación de las actividades de infracción de derechos de autor en Internet”.

Sin embargo, y para asegurar un control más férreo sobre la piratería musical, la Asociación se halla trabajando en el desarrollo de un sistema informático capaz de detectar automáticamente los archivos de música no autorizados incluso antes de que lleguen a la web.

Esto ha despertado la inquietud de internautas y grupos defensores de derechos de los consumidores, debido a que la futura puesta en marcha de un sistema de esas características implicaría montar una red destinada a  espiar las conexiones de los usuarios y comparar la data que se transfieren con información almacenada en una base de datos externa.

Lo grave de esto es que semejante actividad sólo se podría realizar con la colaboración de los proveedores de servicios de Internet, quienes tendrían que permitir la operación de ese sistema de espionaje dentro de sus redes.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *