EE.UU. deberá divulgar las pruebas que tiene contra el fundador de Megaupload, según la justicia de Nueva Zelanda


Un juez de Nueva Zelanda falló que las autoridades estadounidenses tienen hasta el 19 de junio para poner la evidencia de su causa contra Megaupload en manos de la defensa del fundador del sitio, Kim Dotcom, y sus socios, como paso previo a definir si concede o no la extradición de los mismos a los EE.UU.

También se dictaminó que Dotcom puede regresar a su mansión, ya que se considera que no existe el riesgo de que el imputado trate de evadir a la justicia.

Ambas definiciones del juez de Distrito de Nueva Zelanda David Harvey simbolizan un revés temporal para las autoridades federales estadounidenses, que se habían opuesto a entregar las pruebas de la causa a la defensa de los detenidos y a que Dotcom permanezca en su residencia particular, cuyas características dificultarían un monitoreo completo de sus movimientos.

En un fallo de 81 páginas, el juez Harvey destacó que la legislación de su país establece que las audiencias de extradición deben estar debidamente informadas, porque de lo contrario se estaría ante un caso “unilateral”.

EE.UU. se ha opuesto desde el principio a darle acceso a la defensa a las pruebas que los agentes federales reunieron para cerrar Megaupload y acusar a sus directivos de presunta infracción del copyright, lavado de dinero, extorsión y otros delitos.

Se estima que, una vez que los abogados de Dotcom y sus compañeros accedan a las mismas, estarían en condiciones de impugnar el proceso de extradición que pretende hacerlos comparecer ante un tribunal estadounidense.

Operación internacional

Cabe recordar que en enero de este año, el Departamento de Justicia de los EE.UU. encabezó un operativo contra Megaupload que abarcó nueve países, en lo que calificó como uno de los más grandes casos de crímenes contra los derechos de autor de la historia.

Durante ese procedimiento, se incautó el equipo informático de la empresa, en el que se encuentra almacenado el mayor porcentaje de la evidencia que sustenta el caso contra el polémico sitio de descargas.

Por ese mismo motivo, el juez neozelandés considera necesario que todo ese material archivado sea expuesto el próximo 19 de junio, a fin de que el tribunal  establezca la validez de la acusación por violación a los derechos de autor.

Precisamente esta imputación es considerada como la “piedra angular” de la causa, ya que de ella depende el resto de las acusaciones que pesan sobre el grupo que manejaba los destinos de Megaupload, por lo que se descuenta que los abogados defensores harán todo lo que está a su alcance para echarla por tierra.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *