Microsoft paga 10.000 dólares a cliente por problemas en descarga automática de Windows 10


Microsoft debió pagar una compensación de 10.000 dólares a una cliente que resultó afectada por culpa de una actualización fallida a Windows 10 que terminó inutilizando su ordenador y generándole pérdidas en su negocio.

De acuerdo con lo infomado por The Seattle Times, Teri Goldstein, una ejecutiva de turismo domiciliada en Sausalito, California, decidió demandar al gigante tecnológico después de que su computadora fallara al descargar e instalar la última versión del sistema operativo sin su autorización.

update error

Después de la actualización fallida, el equipo comenzó a trabajar más lentamente y a presentar fallos, hasta que finalmente quedó inutilizable. La usuaria recurrió al servicio técnico de Microsoft, pero éste no fue capaz de ofrecerle una solución, por lo que Goldstein decidió llevar a la empresa a tribunales en busca de una compensación por la pérdida de salarios y por la compra de un nuevo ordenador.

En mayo, la compañía dejó caer una apelación, hecho que le permitió a la damnificada cobrar la indemnización de 10.000 dólares.

Consultado sobre el tema, un portavoz de Microsoft negó que hubiera irregularidades, y sostuvo que la empresa decidió no presentar su apelación para evitar el costo de un litigio adicional.

La experiencia de Goldstein representaría un ejemplo extremo de las consecuencias de la agresiva campaña de Microsoft para que la gente use Windows 10, la versión más reciente de su famoso sistema operativo para computadoras personales.

Microsoft ha sido acusada de engañar a los usuarios para actualizar a Windows 10 después de que el botón de salida en una ventana emergente activa la descarga en vez de cancelarla, como deseaba el usuario.

El descargo de Microsoft

Desde la firma se sostiene que sí le ofrece a los usuarios la opción de prestar su consentimiento de actualizar a través de un cuadro de diálogo antes de la instalación, y que deben estar de acuerdo con su política de licencia antes de la descarga de Windows 10.

Aquellos a quienes no les gusta el nuevo software tienen 31 días para volver a su versión anterior, según Microsoft, y la asistencia gratuita al cliente se encuentra disponible para los que reporten problemas con el sistema operativo.

Sin embargo, algunos observadores dicen que la tecnológica no está ofreciendo a los usuarios una elección transparente o sencilla sobre el asunto, haciendo notar que en las ventanas de actualización de Microsoft no figura un botón “No, gracias” o “Nunca actualizar”.

Cabe recordar que la última versión de Windows está siendo ofrecida como actualización gratuita hasta el 29 de julio de 2016, fecha a partir de la cual los usuarios tendrán que pagar para acceder a la descarga del sistema operativo.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *