El gobierno chino prohíbe la instalación de Windows 8 en sus computadoras nuevas


Las autoridades chinas ha anunciado que prohibirá el uso del sistema operativo Windows 8 en las nuevas computadoras pertenecientes al gobierno con el objeto de garantizar la seguridad informática después de que Microsoft dejara de ofrecer actualizaciones de seguridad del veterano Windows XP, uno de los más utilizados por los usuarios del gigante asiático.

microsoft en china

De acuerdo con un comunicado del Centro de Adquisición del Gobierno Central, todos los ordenadores de escritorio, portátiles y tabletas que se adquieran en adelante para equipar los distintos órganos estatales centralizados de China no deberán tener instalado el sistema operativo Windows 8.

En la actualidad, un alto porcentaje de las computadoras que son empleadas en las reparticiones públicas chinas continúa utilizando la versión XP del software insignia de Microsoft. Esta situación se repite en el mercado de los ordenadores personales, donde este sistema operativo goza de una enorme popularidad y domina cerca del 70 por ciento de la torta, que no se verá alcanzado por la prohibición del gobierno chino y que podrá optar por otro tipo de soluciones.

La decisión del gobierno chino de prescindir de la última versión de Windows para operar sus nuevos ordenadores está basada en la necesidad de resolver los posibles riesgos para la seguridad de sus oficinas públicas después de que Microsoft dejara de ofrecer actualizaciones del sistema operativo Windows XP a partir del pasado 8 de abril.

Una cuestión de seguridad… y de dinero

Después de decretar la “muerte” del XP, la compañía tecnológica con basada en Redmond recomendó a los millones de usuarios en todo el mundo que actualicen su sistema a Windows 8.1, e incluso que adquieran una computadora nueva, en aquellos casos en que el hardware no satisfaga los requerimientos de la nueva versión de Windows.

Las autoridades chinas consideran al Windows 8.1 como “excesivamente caro” (cuesta 888 yuanes/142 dólares), un factor que podría disparar peligrosamente los gastos del gobierno, por lo que se encontraban negociando con ejecutivos de Microsoft con el objeto de lograr una reducción en el precio de la actualización.

Simultáneamente con esas tratativas, desde el Ministerio de Industria y Tecnología Informática de China se anunció que se estaba trabajando en el desarrollo de un sistema operativo basado en el software de código abierto Linux para superar los inconvenientes generados por el cierre de Windows XP.

Por otro lado, distintas compañías chinas proveedoras de Internet, como Tencent, Kingssoft, y Sogou, entre otras, anunciaron que iban a ofrecer un servicio asistencia técnica a los usuarios de XP para que puedan actualizar los sistemas y quedar protegidos de riesgos, como los ataques cibernéticos.

 




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *