Científicos demuestran que las computadoras se pueden intercomunicar por señales de audio


Michael Hanspach y Michael Goetz, dos científicos alemanes, demostraron que las computadoras pueden interconectarse en una red oculta de transmisión de datos usando señales de audio imperceptibles al oído humano emitidas por los altavoces y recibidas a través del micrófono.

test

 

Hanspach y Goetz son especialistas del Fraunhofer-Institut FKIE (Instituto Fraunhofer de la Comunicación, Procesamiento de Información y Ergonomía), y su investigación les permitió transferir datos de un ordenador a otro en un rango de hasta 20 metros sin necesidad de WiFi, tarjetas de red u otro tipo de conexión conocida. En su lugar, recurrieron a ondas de audio en un rango de frecuencia que se encuentra apenas por debajo del límite de los ultrasonidos.

El experimento también dejó en evidencia que estas señales pueden ser transmitidas de una computadora a otra y de allí a una red experimental con cinco computadoras portátiles y a un ordenador con una conexión a Internet normal.

Para lograr esto, recurrieron a un protocolo de transmisión de datos desarrollado por el Departamento de Investigación de Alemania para Acústica Submarina y Geofísica, para las comunicaciones militares bajo el agua, denominado GUWAL (Aplicación de Lenguaje Genérico Submarino).

Una desventaja importante de este software es que la velocidad de transmisión de datos es de sólo 20 bits por segundo, que resultan pocos para la transferencia de contenidos multimedia (como videos), pero que pueden ser suficientes para enviar enviar mensajes de texto básico.

Este hecho encendió una luz de alarma entre los investigadores, puesto que el ancho de banda mencionado alcanza para transmitir información crítica, como las contraseñas que se pulsen en un teclado o comandos maliciosos originados en un ordenador infectado por un malware.

Afortunadamente, este sistema podría resultar poco atractivo para la mayoría de los hackers comerciales, dado que al limitado volumen de datos transmitidos se suma el hecho de que los ordenadores necesitan estar a la vista unos de otros, para evitar que las señales reboten o se desvíen al toparse con otra superficie (como sería el caso de una pared).

red

Quienes verían con mayor interés las posibilidades de desarrollo y mejora de este protocolo de transmisión de datos serían los piratas informáticos reclutados por los servicios de vigilancia y espionaje estatales, que podrían obtener un importante medio para penetrar en las redes de ordenadores de alta seguridad protegidas por sistemas  “Air gap” (dispositivos desconectados físicamente de todas las redes, incluyendo Internet), como los utilizados en los ámbitos militar, gubernamental, financiero (bolsas de comercio), energético (plantas nucleares), y del transporte aéreo (aviónica y controles digitales).




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *