Proview lleva la guerra por el nombre iPad a los Estados Unidos


La compañía china Proview decidió trasladar a territorio estadounidense su disputa legal con Apple por el nombre iPad , en una jugada que pretende demostrar que el gigante de Cupertino adquirió la marca en conflicto a través de engaños.

Proview International Inc. tenía registrado el nombre de iPad, que fue adquirido en su momento por Apple a la subsidiaria taiwanesa de aquella y que lo usó para nombrar a su dispositivo portátil más famoso y uno de los que más beneficios económicos le ha reportado.

Sin embargo, aprovechando de la ambigüedad del acuerdo y a que la sucursal instalada en Taiwán no tenía potestad para vender los derechos del nombre registrado en el territorio chino, Proview consideró que su par estadounidense estaba vulnerando sus derechos e inició una demanda tendiente a lograr un resarcimiento millonario.

Dicho planteo coincidió con la debacle financiera en que se encuentra Proview, una compañía que se dedica a la fabricación de monitores para ordenadores, por lo que muchos consideran la acción legal como una maniobra para obtener dinero fresco que la salve de la bancarrota.

La pretensión de la empresa china fracasó en Hong Kong, pero avanzó en el tribunal continental de Shenzhen, que le dio la razón a sus argumentos. Esto provocó que los abogados de Apple presentaran una apelación mientras sus contrapartes de Proview iniciaron una serie de acciones ante las autoridades chinas para evitar que se siga comercializando el iPad en territorio continental, además de solicitar que se bloqueen las exportaciones e importaciones de dicho producto.

Esto que hubiera significado un golpe mortal para la corporación de la manzanita, ya que China representa una parte importantísima de su mercado de consumo. Asimismo, un gran número de fábricas de ese país son proveedoras de componentes para su tablet.

La disputa legal en el gigante asiático, al parecer, se resolverá definitivamente cuando la corte de la provincia de Guangdong se pronuncie sobre la apelación de la compañía californiana, después del 29 de febrero. El pronunciamiento de este tribunal ayudará a definir la suerte de las demandas planteadas por Proview en juzgados de otras provincias chinas.

“Desembarco” en Silicon Valley

Ahora, parece que la batalla por el nombre del iPad ha cruzado el océano, ya que los representantes de Proview hicieron una presentación ante la justicia del Condado de Santa Clara, donde se encuentra el mismísimo Silicon Valley, demandando a Apple por utilizar tácticas engañosas para obtener el nombre iPad.

De acuerdo con la nueva denuncia de los chinos, Apple fabricó una entidad ficticia, denominada IP Application Development Ltd. (IPAD), para ocultar su verdadero papel en la adquisición de la marca registrada que pertenecía a Proview.

Según esta última, los abogados de la empresa estadounidense siempre les negaron información sobre cuál sería el uso que le iban a dar al nombre, al tiempo que aseguraban que el mismo no tendría como propósito competir con la empresa china.

Algunos especialistas en materias legales consideran esta nueva movida de Proview como algo arriesgado, ya que en esta ocasión Apple “jugaría de local”, con un régimen jurídico diferente al entramado chino en materia de derechos de propiedad intelectual.

Sin embargo, no descartan que la expansión del conflicto y las demoras en alcanzar una solución al mismo puedan terminar afectando aún más los intereses comerciales de Apple, que actualmente domina  el 76 por ciento del sector de las tabletas en el mercado chino.

 




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *