Netflix distribuirá vía streaming las producciones animadas de DreamWorks


En una maniobra comercial atrevida, que puede interpretarse como una señal de lo que vendrá, DreamWorks Animation alcanzó un acuerdo con Netflix, el servicio de suscripción por Internet, que permitirá que las producciones cinematográficas y series de la primera se transmitan online a ordenadores y televisores de los abonados al sistema.

Este nuevo acuerdo implica que Dreamworks, responsable de productos taquilleros como “Madagascar”, “Kung Fu Panda” y “Cómo entrenar a tu dragón”, a partir de 2013 dejará de tener a HBO como su distribuidor oficial en la TV por abono convencionaly volcará sus esfuerzos a conquistar el mercado de la televisión por Internet, que le brindará la posibilidad de mostrar instantáneamente sus películas en una enorme cantidad de plataformas.

Sobre el tema, Dreamworks Animation reprodujo el pasado lunes en su Web un informe de Newswire,  a través del cual se especifica que, a partir de 2013, los nuevos títulos de la productora se pondrán a disposición de los abonados de Netflix para que las puedan ver al instante a través de varias plataformas que incluirán televisores, tabletas, ordenadores, consolas de juegos y teléfonos móviles.

La nota también adelantó que algunos de los éxitos más destacados por la crítica y la taquilla de la compañía también estarán a disposición de los suscriptores de Netflix con el transcurso del tiempo.

Netflix pagaría 30 millones por película

De lo que no se habló fue del dinero que Dreamworks Animation recibirá por este acuerdo, aunque el New York Times dijo que los  especialistas estiman que se podría haber convenido que Netflix realice un pago de 30 millones de dólares por cada film y por un período indeterminado de tiempo.

Por su parte, el director de Contenidos de Netflix, Ted Sarandos, se encargó de señalar en una entrevista con el NYT que “se está viendo regresar el poder a las manos de los creadores de contenido”, destacando que “cuando una compañía como Dreamworks pone fin a un acuerdo de larga duración con la TV paga (HBO)- cuando surge un nuevo comprador en el espacio- se trata de un cambio en el escenario muy interesante”.

Ese cambio en el panorama no sólo incluiría una reducción en los costos para los usuarios que deseen acceder a contenido de calidad online, sino que también comprenderá un cambio en los hábitos de consumo de las personas, que podrían volcarse mayoritariamente a disfrutar de la televisión por Internet, lo que afectaría a las compañías que basan su desarrollo en los sistemas de radiodifusión convencional (principalmente el cable).

Por el momento, el acuerdo sólo comprenderá a los 24 millones de suscriptores que Netflix tiene en el territorio estadounidense.

 




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *