La Unión Europea apunta ahora hacia Android en sus investigaciones


Después de dar por concluida una investigación a Google por presunto monopolio en las búsquedas -investigación que derivó en la presentación de cargos a la empresa norteamericana; la Comisión Europea comienza ahora un nuevo recorrido para hallar pruebas que afirmen o descarten la participación de Android en los acuerdos deshonestos de que se acusa al buscador.

Android es el sistema operativo que emplean la mayor parte de las empresas creadoras de móviles y tablets. Este sistema suele combinarse con aplicaciones de Google, y es aquí donde se encontraría la sospecha de “abuso de posicionamiento”, en tanto la UE sospecha fuertemente que los acuerdos entre fabricantes de dispositivos y Google existen pactos que incumplen las leyes antimonopolio de la comunidad europea.

Ue Investiga Android

Los tres puntos que investigará la Unión Europea

El primer punto consiste en verificar si el gigante buscador realizó alguna maniobra ilegal para impedir que las empresas fabricantes de teléfonos inteligentes y tablets accedan a los servicios y aplicaciones de sus rivales. En este caso, Google estaría impidiendo el desarrollo de la competencia, obligando a preinstalar en los dispositivos sus propias aplicaciones de forma exclusiva.

A su vez, la UE sospecha que Google no permite que quienes quieran disponer de Google en sus productos, dejen abierta la posibilidad de desarrollar otras versiones de Android que pudiesen significar una competencia al monstruo norteamericano. Otra forma de entorpecer el desarrollo rival de forma ilícita que será investigada por la UE tendría lugar en el caso de que se compruebe que Google arma packs de aplicaciones para Android que sólo funcionan con aplicaciones de Google.

La otra campana

Por su parte, Google desmintió inmediatamente, mediante un comunicado oficial, cada uno de los puntos citados arriba. El gigante de internet declara que la empresa prima la libre elección y que el código de Android es abierto. Sin embargo, señaló que aunque es posible usar Android sin Google, tal experiencia sería en detrimento de los beneficios del ecosistema.

Como contraataque, el buscador argumentó que es gracias a su presencia en Android que este sistema puede competir con otros ecosistemas móviles como Microsoft o Apple, que vienen con sus propias apps cargadas. Asimismo, señaló también que son justamente los acuerdos con Android los que garantizan a los usuarios “una maravillosa experiencia inmediata” gracias a la distribución de las apps cargadas desde el inicio y que, sin embargo, la compañía da absoluta libertad para la coexistencia en Android de apps que compiten directamente con Google, como Amazon, Facebook, o Expedia.

De todos modos, aún no hay nada concreto por parte de la UE, que debe investigar exhaustivamente los acuerdos de Android -la investigación a Google demoró 5 años- antes de pensar en la presentación de cargos.




Rocio Eraso

Rocío es profesional independiente especialista en Comunicación Social. Colabora en diversos medios online desde hace más de cuatro años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *