La UE acusa formalmente a Google de monopolizar las búsquedas


Luego de cinco años de investigar a Google, la Unión Europea ha decidido presentarle cargos, en tanto considera que la multinacional estadounidense vulnera las leyes antimonopolio comunitarias. El gigante de internet deberá, según el Wall Street Journal y el Financial Times, enfrentar un caso por “abuso de posición dominante” que podría significar un sancionamiento multimillonario.

La investigación estuvo a cargo de una comisión encabezada por Margrethe Vestager, y cobró impulso y definición a partir de testimonios y denuncias de empresas y particulares. Al parecer, varias entidades acusaron situaciones irregulares de posicionamiento con respecto a sus pautas publicitarias en el buscador.

google y eu

 

Esperando que Google responda

El poderoso buscador puede, ante las acusaciones decididas por votación en la Comisión Europea, responder a lo alegado o solicitar audiencia en pos de presentar una defensa. El plazo para la estrategia es de diez días, aunque se entiende que el proceso judicial puede durar varios años.

La responsable de la comisión investigadora explicó la importancia de la acusación, y lo que implica hoy en día poseer el monopolio de la búsqueda por internet. Según la investigadora, la vida ordinaria actual está prácticamente regida por teléfonos inteligentes, tabletas y demás dispositivos, donde el mercado debe fluir para que la competencia sea leal.

Cifras a las que se enfrentaría Google

La vía legal siempre implica un costo mayor que las negociaciones. En este caso, las multas que la Comisión Europea espera sean aplicadas al buscador ascienden a cifras bastante significativas: se habla de hasta el 10% de los ingresos generados por Google a nivel global y anual. Para precisar con números, podemos imaginar que se trataría de unos 6 mil millones de dólares.

Pero además de los costos monetarios directos, las entidades demandantes de la EU esperan que Google cambie su sistema de búsqueda actual, el cual buscan desligar de las ofertas comerciales propias de la compañía.

No obstante, la última palabra en materia legal antes de que el proceso se inicie formalmente en los tribunales, no está dicha. Google aún puede intentar un acuerdo que contente el mercado europeo, aunque deberá afilar sus lápices para ello, ya que el comunidad del viejo continente tiene experiencia en casos contra compañías estadounidenses del reino de internet. Tal es el caso de Microsoft, que perdió un juicio en 2004 por 1.800 millones de dólares.




Rocio Eraso

Rocío es profesional independiente especialista en Comunicación Social. Colabora en diversos medios online desde hace más de cuatro años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *