Motorola Mobility obtiene orden judicial contra la distribución de Windows 7 y XBox 360 en Alemania


Microsoft acaba de recibir un duro golpe en Alemania, debido a que la justicia de ese país emitió una orden contra la distribución de sus productos Xbox 360, Windows 7, Internet Explorer y Windows Media Player por haberse determinado que los mismos vulneran dos patentes de Motorola Mobility.

La orden fue emitida por el Tribunal Regional de Mannheim sobre un conjunto de cuatro procesos iniciados por el fabricante de móviles contra Microsoft, por considerar que ésta había infringido dos patentes necesarias para ofrecer la codificación y reproducción en el estándar de compresión de video H.264.

La decisión judicial, sin embargo, no podrá aplicarse de inmediato, ya que existe una orden de restricción de un tribunal estadounidense que impide a Motorola Mobility aplicar esta serie de medidas hasta que se realice una audiencia ante un juez del Estado de Washington el próximo 7 de mayo, en la que se analizará el comportamiento de dicha compañía en materia de ofrecimiento de licencias FRAND (fair, reasonable, and non-discriminatory terms/términos justos, razonables y no discriminatorias).

“Estamos muy contentos de que el Tribunal de Mannheim haya determinado que los productos de Microsoft infringen la propiedad intelectual de Motorola Mobility“, señaló la compañía a través de un comunicado, en el que aclaró que  siguen “abiertos a la solución de este asunto. Una indemnización justa es todo lo que hemos estado buscando para nuestra propiedad intelectual”.

Un portavoz de Microsoft, por su parte, anticipó que se apelará la medida y consideró este revés como “un paso en un largo proceso”, manifestando su esperanza en que Motorola “finalmente cumplirá su promesa de hacer que sus patentes esenciales estándar estén disponibles en condiciones justas y razonables para el beneficio de los consumidores que disfrutan de video en la web”.

Millones en disputa

Cabe recordar que Motorola mantiene una disputa judicial  sobre aproximadamente 50 patentes de su propiedad que serían utilizadas por Microsoft sin abonar las licencias correspondientes.  Ante este reclamo, el gigante informático ha respondido que, si tuviera que cumplir las exigencias de la demandante, debería afrontar una facturación anual de 4 billones de dólares, una cifra desmentida por Motorola.

Incluso, anticipándose a una orden como la emitida por el tribunal de Mannheim, Microsoft decidió trasladar su centro de distribución de Alemania a Holanda para amortiguar los efectos que pudiera tener una sentencia en su contra.

Por otro lado, debe recordarse que en febrero de este año Microsoft presentó ante la Comisión Europea una denuncia contra Motorola y su comprador en proceso, Google, por no licenciar las patentes en cuestión “en términos razonables y justos”, con lo que estarían “matando al video en la web”.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *