Microsoft compra servicios, patentes y productos móviles de Nokia por 7.200 millones de dólares


Microsoft anunció la multimillonaria compra de todos los dispositivos y servicios comerciales móviles, las patentes, y la licencia de uso en portátiles de los programas de mapeo de la compañía Nokia, el otrora gigante finés de las comunicaciones móviles que en los últimos años vio declinar su estrella ante el avance de los productos de Samsung y Apple.

micronok

Esta operación, que demandará una inversión de 7.200 millones de dólares en efectivo, no significará el fin de Nokia, porque ésta conservará para sí NSN, su empresa especializada en infraestructuras y servicios de red; sus servicios de cartografía y localización HERE; su división de desarrollo de tecnologías y patentes Advanced Technologies, y la propia marca Nokia.

Se prevé que el acuerdo entrará en vigencia a principios de 2014, una vez superadas las aprobaciones de los accionistas de Nokia y de los entes reguladores del mercado.

Una vez que se concrete la transacción en forma definitiva, se espera que alrededor de 32.000 personas pasen a trabajar bajo las banderas de Microsoft, incluyendo 18.300 empleados directamente involucrados en la fabricación, montaje y embalaje de los dispositivos móviles de la firma finesa en todo el mundo.

Junto con ese importante capital humano, Nokia otorgará a Microsoft una licencia no exclusiva para el uso de sus patentes, y la multinacional de Redmond se compromete a otorgarle a la primera derechos recíprocos relacionados con los servicios de HERE, con opción de extender este acuerdo mutuo a perpetuidad.

Las marcas Lumia y Asha, que identifica a las familias de smartphones desarrolladas y producidas por Nokia, pasarán ahora  a ser propiedad de Microsoft, al igual que su unidad de Negocios de Telefonía Móvil.

Significado de la compra

Para algunos analistas de mercado de la tecnología móvil, la operación representa para Microsoft una maniobra agresiva pero peligrosa, con la que desea plantarse definitivamente como un competidor de peso contra otros gigantes de la industria del hardware móvil, como Samsung y Apple, además de darle un mayor impulso a su propio sistema operativo para portátiles, que no logra alcanzar los niveles de demanda obtenidos por Android y iOS.

Cabe recordar que esta no es la primera vez que la compañía dirigida por Steve Ballmer adquiere una compañía de dispositivos móviles. En febrero de 2008 ya se había hecho con el control de Danger, un fabricante de teléfonos portátiles de negocios  con el que desarrolló el Kin, un modelo que fracasó categóricamente y que debió ser retirado del mercado a sólo 42 días de su lanzamiento.

Quienes no están digiriendo con beneplácito la noticia de la venta del sector móvil de Nokia a Microsoft son los fineses, quienes consideran a la compañía tecnológica un motivo de orgullo nacional, y que atribuyen las causas de su debacle en el mundo de la telefonía móvil al trabajo del último CEO de Nokia, Stephen Elop, un canadiense que hasta el 2010 había trabajado para Microsoft y que ahora volverá a prestar servicios en  la firma estadounidense.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *