EFF: La orden judicial a Apple para desbloquear un iPhone pondría en peligro la seguridad de todos sus usuarios en el mundo


La organización defensora de derechos de los consumidores tecnológicos Electronic Frontier Foundation (EFF) manifestó su apoyo a la decisión de Apple de resistir una orden judicial que la obliga a hackear el teléfono inteligente de uno de los involucrados en una masacre en los EE.UU., ya que considera que dicha disposición “pondría en peligro la seguridad de todos sus usuarios en todo el mundo”.

Cabe recordar que el martes 16 de febrero el propio CEO de Apple, Tim Cook, divulgó una carta dirigida a los usuarios, informando que la justicia federal estadounidense ordenó a la compañía ayudar al FBI a piratear el iPhone cifrado de uno de los autores del tiroteo en San Bernardino, en diciembre del año pasado, que terminó con la vida de 14 personas.

tim cook

Tim Cook, CEO de Apple.

En la misiva, Cook manifestó su decisión de no acatar el mandato, alegando que lo que en realidad buscan las autoridades es la creación de una versión de iOS que permita vulnerar la seguridad del cifrado, lo que ayudaría a desbloquear cualquier iPhone en posesión física de una persona.

Sobre este tema, la EFF publicó un comunicado anunciando su “apoyo a Apple en la batalla del cifrado” y comunicando que planea presentar un escrito amicus curiae en apoyo de la posición de la firma basada en Cupertino ante el tribunal que trata el caso.

“Por primera vez, el gobierno está requiriendo a Apple escribir un nuevo código de marca que elimine funciones clave de las características de seguridad de iPhone que nos protegen a todos. En esencia, el gobierno está pidiendo a Apple crear una clave principal para que se pueda abrir un solo teléfono. Y una vez que se crea la clave maestra, estamos seguros de que nuestro gobierno lo va a pedir una y otra vez, para otros teléfonos, y convertir esta fuerza en contra de cualquier software o dispositivo que tenga la audacia de ofrecer una gran seguridad”, advirtió la ONG en su página oficial.

En el mismo texto, la EFF agrega: “El gobierno de Estados Unidos quiere que confiemos en que no va a hacer mal uso de este poder. Pero todos nos podemos imaginar las miles de modos en que esta nueva autoridad podría abusarse. Incluso si confiamos en el gobierno de Estados Unidos, una vez que se cree esta llave maestra, los gobiernos de todo el mundo seguramente exigirán que Apple socave la seguridad de sus ciudadanos”.

Apple y el caso de San Bernardino

El 2 de diciembre de 2015, el matrimonio integrado por Syed Farook y Tashfeen Malik protagonizó un tiroteo en una cena de fin de año en la localidad de San Bernardino, causando la muerte de 14 personas. Los agresores murieron horas después.

El FBI, a cargo de la investigación, se encuentra abocado a determinar si la pareja actuó influenciada por algún grupo extremista musulmán, por lo que necesita rastrear las comunicaciones mantenidas a través del iPhone propiedad de Farook antes del hecho.

Los federales alegan que su trabajo por acceder a los datos del teléfono se ha visto demorado por culpa de una función de seguridad incorporada por Apple que ralentiza cualquier intento de forzar el acceso al dispositivo adivinando el código de acceso.

Ese retraso incorporado es tan importante que el propio fabricante afirma que llevaría más de cinco años adivinar cada código posible para un solo aparato.

Por ese motivo, el juez interviniente ordenó a Apple que, cuando el FBI envíe claves de acceso a dicho iPhone, se asegure de que el sistema operativo no introduzca intencionalmente ninguna demora adicional entre los intentos de descifrado. 

El tribunal también dispuso que la compañía desactive cualquier función de auto-borrado en el teléfono, en caso de que esté habilitado.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *