Drone utiliza un smartphone del Project Tango de Google para navegar sin ayuda de GPS


Un equipo de investigadores universitarios logró que un drone vuele y navegue de manera totalmente autónoma sin necesidad de utilizar un sistema de posicionamiento global, al incorporarle un prototipo del Project Tango de Google, un dispositivo móvil diseñado con sensores que le permiten rastrear su posición en el espacio y crear mapas 3D de su entorno en tiempo real.

drone-project-tango

La prueba fue realizada por un grupo de académicos de la Universidad de Pensilvania dirigido por el profesor Vijay Kumar, que investiga la posibilidad de permitirle a drones y otros tipos de robots moverse con mayor autonomía sin necesidad de recurrir a los sistemas de geolocalización tradicionales, que requieren la asistencia de satélites (como el GPS o el Glonass), o de sensores externos (como el OptiTrack).

Siguiendo esta premisa, pusieron la atención en el avanzado smartphone que está siendo desarrollado por Google bajo el nombre clave de Project Tango, que está equipado con un sensor de profundidad, una cámara de seguimiento de movimiento, y dos procesadores de visión que permiten al teléfono hacer más de un cuarto de millón de mediciones 3D cada segundo, actualizando su posición y orientación en tiempo real y combinando esos datos en un modelo o mapa tridimensional de su entorno.

proyecto_tango

Después de obtener un prototipo del Project Tango de Google, Kumar y su equipo lo instalaron en un pequeño cuadricóptero no tripulado y lo sometieron a una serie de pruebas en el interior de una sala, con el fin de comprobar si el sistema de localización del móvil servía para que el drone se mantenga en su posición o ruta programada a pesar de los obstáculos o interferencias a los que pudiera estar sometido.

En un video realizado por uno de los integrantes del equipo de investigación, mostraron las pruebas iniciales con el binomio drone-smartphone. Las imágenes muestran cómo se deja flotar  al cuadricóptero en una posición fija y luego se intenta cambiarlo de sitio, pero la nave no tripulada regresa rápidamente al punto de partida. A continuación, se le ordena trasladarse a diferentes lugares en la sala, cubriendo sin inconvenientes la trayectoria programada a pesar de los intentos de alterar su recorrido.

El siguiente paso previsto por el equipo de la Universidad de Pensilvania es estudiar en forma más concienzuda cuál es el grado de precisión de la localización que brinda el Project Tango de Google y compararlo con sensores de movimiento externos, aunque las pruebas iniciales permitieron estimar que tendría un margen de error inferior a un centímetro.

Fuentes: IEEE/ Vijay Kumar Lab/Project Tango




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

1 Response

  1. Heverest dice:

    Muy interesante todo el desarrollo hecho. Me gustaria recibir mas informacion de drunes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *