Cómo es Windows 8, el rediseño radical del sistema operativo de Microsoft


Microsoft lanzó oficialmente ayer su Windows 8, que consiste en una versión completamente rediseñada de su famoso sistema operativo, en el que introduce una interfaz táctil que intenta tender un puente entre los ordenadores personales convencionales y las cada vez más solicitados tabletas.

 

En efecto, el nuevo software está diseñado para su uso en una variedad de máquinas que incluye las PCs de sobremesa, los ordenadores portátiles y tablets, incluyendo la reciente Surface, el primer diseño de Microsoft con el que pretende hacer pie en el competitivo mercado de los dispositivos ultraportátiles. Más adelante se pondrá en marcha una versión de Windows 8 especialmente desarrollada para su uso en los teléfonos inteligentes.

Otras compañías que incorporarán a su oferta el nuevo programa de Microsoft serán ASUS, HP, Dell, Lenovo, Samsung, ACER y Sony, a través de una serie de equipos que incluye ordenadores Todo-en-uno, laptops, ultrabooks  y tabletas, muchas de las cuales son dispositivos híbridos con los que se puede sacar más provecho de las nuevas características de Windows 8.

Lo primero que llama la atención del nuevo sistema operativo es su pantalla de inicio, que deja de lado el tradicional muro de iconos estáticos se presenta en un mosaico con azulejos de distintos colores en los que el usuario puede tener de un solo vistazo todas las últimas actualizaciones (quiénes están conectados, las más recientes aplicaciones, fotos subidas por los contactos,  listas de reproducción, mensajes, etc.), sin necesidad de abrir aplicación o programa alguno.

Esta característica ha despertado las reticencias de algunos usuarios acostumbrados al botón de inicio y a la presentación de los Windows anteriores, aunque los ejecutivos de Microsoft consideran que el nuevo formato será más rápido y fácil de usar, debido a que toda la pantalla se convertirá en una suerte de botón de inicio.

Como otra muestra de adaptación a los nuevos tiempos, Windows 8 ha sido diseñado principalmente para trabajar en ordenadores con pantallas táctiles, aunque también se puede navegar por el sistema con el ratón y el teclado.

Utilizando la interfaz táctil, el usuario de Windows 8 podrá acercar o alejar la imagen con sólo pellizcar y estirar los dedos, y también puede desplazar éstos hacia la izquierda para cambiar entre aplicaciones recientemente utilizadas.

En el caso de que se necesite volver a empezar, buscar, compartir y cambiar la configuración, sólo será necesario desplazar los dedos hacia la derecha, mientras que para acceder a los controles de navegación de un programa se debe hacer el desplazamiento desde la parte inferior de la pantalla.

Respecto de la comercialización de Windows 8, la compañía informó que el mismo ya se encuentra disponible en todo el mundo a partir de hoy. También aclaró que los usuarios que hayan adquirido o adquieran ordenadores con Windows 7 entre el 2 de junio de 2012 y el 31 de enero de 2013 podrán descargar Windows 8 Pro a través de la Oferta de Actualización de Windows.

Por otro lado, y hasta finales de enero, los consumidores que actualmente tengan PCs con Windows XP, Windows Vista o Windows 7, podrán acceder a la oferta de lanzamiento para descargar y actualizar a Windows 8 Pro a un precio estimado de venta de 39.99 dólares. Quienes opten por adquirirlo en una tienda que participe de la promoción, el precio será de 69,99 dólares.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *