Smartdec, la red de dispositivos IoT creada para vigilar las fronteras


La Internet de las Cosas (IoT) está registrando un crecimiento notable y promete una expansión global inédita antes de la próxima década, en la medida en que más usuarios institucionales y privados se inclinan por utilizar dispositivos inteligentes conectados a la nube para una variada cantidad de tareas, incluida las referidas a la seguridad.

Este es el caso de Smartdec, un sistema de monitoreo remoto de fronteras desarrollado por la startup Defendec, de Estonia, que se basa en el uso de pequeños detectores inalámbricos capaces de reconocer a personas y vehículos que intenten ingresar ilegalmente en un perímetro y de alertar a las autoridades en tiempo real.

smartdec

Esta estructura de vigilancia inteligente funciona sobre una red de dispositivos mimetizados con el medio circundante y equipados cada uno con una cámara de alta definición conectada a sensores de movimiento y programada sólo para reconocer las infiltraciones de seres humanos o de vehículos y de transmitir la confirmación visual a un centro de control en cuestión de segundos.

Según lo informado por su fabricante, los detectores de Smartdec con capaces de filtrar el desplazamiento de animales por sus áreas de control, lo que evitaría considerablemente los casos de falsas alarmas que causan gastos innecesarios por el desplazamiento de los guardias fronterizos para verificar la situación en el lugar.

De este modo, se tiene la posibilidad de detectar y evaluar posibles casos de contrabando de mercancías, tráfico ilegal de personas o drogas, o amenazas terroristas de manera más rápida, además de permitir el uso más eficaz de los recursos disponibles.

Las especificaciones del sistema Smartdec indican que cada uno de los dispositivos puede ponerse en funcionamiento en un tiempo máximo de 2 minutos y pueden operar en la luz y oscuridad hasta alrededor de 400 días gracias a su bajo consumo y a la incorporación de una batería de larga duración.

La baja demanda de energía de los detectores de debe a que el principal procesador y la interfaz de comunicación de los dispositivos permanecen en estado de suspensión durante más del 90 por ciento del tiempo, demandando mayor consumo sólo cuando los sensores detectan movimientos sospechosos y el sistema determina que se encuentra ante una intrusión humana.

Un dispositivo de vigilancia de Smartdec mide 13 centímetros de alto; 11 centímetros de ancho y 9 centímetros de profundidad, y pueden ser equipado con distintas capas opcionales de camuflaje para evitar su detección.

Smartdec: Protección contra el polvo y el agua

Para soportar la exposición permanente a duras condiciones ambientales, los equipos tienen un nivel de protección IP67, lo que indica que  goza de protección total contra el polvo y contra los efectos de la inmersión en agua desde 15 centímetros a un metro de profundidad.

A modo de soporte, los detectores de Smartdec pueden comenzar a operar automáticamente en modo autónomo en caso de que se produzca una caída del enlace de datos, lo que les permite almacenar información para más de 4000 casos de alarma, incluidas las imágenes asociadas a los mismos.

Otra de las ventajas que ofrece el sistema se refiere a la poca necesidad de mantenimiento, ya que no demanda una importante infraestructura física adicional, como sucede con otras tecnologías de protección de fronteras basados en sensores, que suelen recurrir a la instalación de costosas torres de vigilancia y transmisión móviles o fijas.

Fuente: Defendec




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *