Científicos coreanos obtienen nuevo material para la recarga rápida de baterías de litio


Un proyecto interdisciplinario patrocinado por el Ministerio de Ciencia de Corea del Sur ha logrado desarrollar un nuevo material que permitirá que las baterías de iones de litio puedan recargarse en tan solo segundos.

Este logro, según informó hoy el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, tendrá una importante incidencia en el mercado de los automóviles eléctricos, que utilizan como fuente de energía las baterías de iones de litio, que en la actualidad demandan horas de recarga, debido a que las mismas utilizan únicamente materiales de nanopartículas en polvo para formar una estructura densa de múltiples capas que puede almacenar y emitir energía.

Para superar esta limitación, se inició un trabajo de investigación en los laboratorios del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan (UNIST, sus siglas en inglés), donde se  reunió a un equipo de científicos especializados en los campos de la nanotecnología y la energía, dirigidos por el profesor Cho Jae-phil.

Este académico es un reconocido experto mundial en materiales de cátodo y ánodo para baterías de litio secundarias y es el único científico coreano que integra el consejo editorial de la publicación Advanced Energy Materials, además de ser el titular de 50 licencias nacionales e internacionales relacionadas con las baterías.

Los estudios realizado por el grupo de especialistas permitió obtener un nuevo tipo de batería secundaria o recargable que utiliza el mismo tipo de materiales de nanopartículas que la batería convencional, que primero se resuelven en una solución que contiene grafito, que más tarde se carboniza para formar una densa red de conductores todo a lo largo de los electrodos de la batería.

De esta forma, se logra que todas las partículas de retención de energía comiencen a recargarse simultáneamente, mientras que las propias partículas en las baterías de litio convencionales comienzan la recarga desde las partículas más exteriores a las más interiores.

A través de este procedimiento, es posible recudir el tiempo necesario para recargar la nueva batería a entre 1/30 y 1/120 en comparación con las baterías recargables actuales. De esta forma, se estaría en condiciones de recargar un automóvil eléctrico en un lapso de tiempo inferior a un minuto.

Para  Cho Jae-phil, por su parte, destacó que la aplicación de este nuevo avance en los materiales para la fabricación de las baterías secundarias recargables para vehículos eléctricos permitirá que las mismas no sólo ofrezcan un mejor rendimiento, sino que también sean más accesibles al público de todo el mundo.

Parte del equipo de expertos del UNIST que trabajó en la investigación.

Cabe recordar que la demanda de las baterías recargables de litio continúa aumentando, y se tiene previsto que para el 2015 este mercado supere con facilidad los 20 billones de dólares.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *