Phorm, la funda de Tactus que crea un teclado físico para iPad Mini sin baterías ni Bluetooth


Basándose en la aplicación de la tecnología de microfluidos, la compañía Tactus desarrolló Phorm, una funda para todas las versiones de iPad Mini que no sólo les brinda protección, sino que además puede crear un teclado físico sobre la propia pantalla táctil que puede activarse y desactivarse según la voluntad del usuario, sin necesidad de usar fuente de energía alguna ni de recurrir a conexiones por cable o inalámbricas.

phorm0

Según explica su fabricante, la funda está compuesta por tres partes: una carcasa posterior en la que se encaja el iPad Mini, un protector de pantalla frontal y un bastidor que se encarga de enmarcar la parte delantera del conjunto.

El componente más importante de Phorm es el protector de pantalla, que cuando el usuario corre el bostón deslizante ubicado en la parte posterior de la funda libera pequeñas cantidades de un líquido (microfluido) que  se encarga de “inflar” el espacio entre la pantalla y el protector para crear las teclas físicas (denominadas Finger Guides) que coinciden con la función de teclado virtual propia del iPad Mini.

De esta forma, la persona logra tener la sensación de estar trabajando con un teclado convencional, algo que facilita y agiliza considerablemente el trabajo de escritura para quienes están acostumbrados a trabajar con dicho medio y evita la necesidad de tener que mirar el teclado mientras se escribe.

phorm1

Los desarrolladores de Phorm aseguran que los usuarios no acostumbrados a los teclados físicos también pueden verse beneficiados con la incorporación de la funda, dado que su uso ayuda a desarrollar la memoria muscular, permitiendo que al cabo de unos días de práctica se pueda escribir rápidamente sin necesidad de mirar las teclas, una ventaja que por ahora los teclados virtuales de las pantallas táctiles no pueden ofrecer.

Phorm para iPad Mini: Sin baterías ni Bluetooth

Otro aspecto positivo del uso de la tecnología de microfluidos en esta funda de Tactus reside en el hecho de que la misma, al trabajar basándose en la modificación física de la pantalla táctil, no necesita de ninguna fuente de energía para funcionar, por lo que no afecta la autonomía ni las prestaciones de la batería del iPad Mini.

Por ese mismo motivo, tampoco requiere de soporte Bluetooth ni WiFi para conectarse e interactuar con el dispositivo.Tampoco es necesario descargar aplicaciones específicas para poder trabajar con la funda, ya que la misma puede funcionar con todas las funciones aplicaciones nativas de iOS, y con todos los programas que trabajan con la función de teclado de la tableta de Apple.

phorm2

En cuanto a su comercialización, por el momento Tactus ha lanzado una campaña de pre-orden para los usuarios de los EE.UU. (prometiendo abrirse luego al mercado mundial), ofreciendo las fundas a un precio de 99 dólares por unidad y con la opción de elegir entre dos colores: Gris Pizarra y Gris Cielo.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *