Presentan un dispositivo con tecnología BMI que permite controlar objetos con el pensamiento


Un equipo interdisciplinario japonés exhibió y puso a prueba recientemente un dispositivo basado en la tecnología Brain Machine Interface (BMI) que permite que una persona pueda controlar diferentes objetos con la fuerza de sus pensamientos.

El prototipo de este nuevo sistema fue desarrollado por científicos del Instituto Internacional de Investigación de Telecomunicaciones Avanzadas (ATR) de Kioto, a raíz de la necesidad de obtener un medio para mejorar la calidad de vida de las personas con movilidad reducida.

El dispositivo mostrado por ATR consiste en un casco dotado de numerosos sensores que tienen a su cargo la lectura de las ligeras fluctuaciones de la actividad del cerebro. Dicha lectura es transferida a un centro encargado de transformar los datos en señales eléctricos que pueden ser utilizados para controlar diferentes dispositivos electrónicos.

Durante la presentación del prototipo ATR de BMI, se decidió probar el mismo para controlar los movimientos del famoso Asimo, el robot humanoide de Honda.

Para ello, se le colocó el casco a una persona y se le exhibió una tarjeta con la acción que debía ordenarle mentalmente al androide, que permanecía a unos metros del voluntario.

Como puede verse en el siguiente video, el robot cumplió acertadamente la orden transmitida por el usuario humano a través de la red de interfaz cerebro-máquina. Sin embargo, la acción no se realizó de manera inmediata, sino que tuvo un margen de demora entre la generación de la orden en el cerebro de la persona y el cumplimiento de la misma.

Según reconoció el propio ATR, el dispositivo de prueba permitió que las órdenes mentales se concretaran entre seis o doce segundos después de ser emitidas por el cerebro, y su cumplimiento tuvo una precisión que varió entre el 70 u 80 por ciento.

La idea de los especialistas del instituto es que, en 2015, esa diferencia entre pensamiento y acción quede reducida a tan solo un segundo, y que la fiabilidad del sistema supere el 85 por ciento.

También confían en que en 2020 se podrá contar con una versión de mercado mucho menos aparatosa que el prototipo actual, destinada principalmente a aquellas personas que hayan sufrido pérdida de funciones motoras, aunque no es de extrañar que también aparezca algún dispositivo con tecnología BMI que pueda ser utilizado para facilitar la realización de distintas tareas rutinarias en el hogar y el trabajo.

 Fuente: ATR




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *