Obayashi Corp. trabaja en un ascensor que llegará al espacio


Una compañía constructora japonesa especializada en el desarrollo de megaestructuras  se encuentra diseñando un “ascensor espacial”, un elevador que será capaz de subir hasta una  altura de 36.000 kilómetros, brindando una alternativa interesante para trasladar cargas al espacio.

La Obayashi Corp. explicó en el último número de su revista trimestral “Torre” que desde 2008 se encuentra abocada al desarrollo del “ascensor espacial”, una plataforma que operará montada alrededor de un poderoso cable hecho con tubos de nanocarbonato que llegará una altura cercana a los 100.000 km.

Según señala la compañía nipona, un extremo del cable del “ascensor espacial” estará fijado a una base en la superficie terrestre, mientras que en la otra punta se colocará un contrapeso que se mantendrá en el espacio gracias a la fuerza centrífuga terrestre y que ayudará también a mantener la estabilidad del sistema.

Sobre ese cable, cuyos componentes tendrán una resistencia 20 veces superior a la del acero, se montará el elevador, cuyo primer objetivo será transportar distintos tipos de carga hasta una estación terminal ubicada a 36.000 km de la superficie terrestre.

Dicha estación espacial operará en órbita geoestacionaria y estará equipada con enormes paneles solares que se encargarán de acumular energía que no sólo resultará útil para el propio funcionamiento de la estación, sino que también podrá ser utilizada para abastecer a ciudades de la tierra.

Precisamente con el montaje de semejante estructura se busca aprovechar de mejor manera la enegía solar, ampliar las posibilidades de la exploración espacial y utilizar los hasta ahora poco o nada provechados recursos espaciales.

¿Qué aspecto tendrá el “ascensor espacial”?

Si bien no han trascendido los detalles técnicos específicos del “ascensor espacial”, en base a representaciones artísticas publicadas por la propia Obayashi Corp. se puede interpretar que  el mismo podría tener una configuración similar a la de los famosos trenes de alta velocidad japoneses.

Respecto de sus prestaciones, se informó que el elevador operará a una velocidad máxima de 200 km por hora y tardará siete días en llegar a la estación espacial. Por otro lado, no se especificó si el sistema requerirá el empleo de conductores humanos o si operará sin tripulación.

La compañía japonesa aclaró que semejante proyecto, al menos en teoría, puede concretarse, ya que al contar con la mayor parte de su estructura instalada en el espacio no se vería afectado por los daños y desgastes de los edificios y estructuras convencionales, que tienen punto límite de peso por influencia de la fuerza de gravedad terrestre.

De acuerdo con las proyecciones de Obayashi Corp., esta megaestructura estará operando aproximadamente en el 2050, y si bien la idea primaria es que sirva como medio de transporte de cargas hacia y desde el espacio, no se descarta que sirva de punto de partida para el desarrollo de un sistema adecuado para el traslado de pasajeros.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *