Nave espacial Juno de la NASA revela aspectos desconocidos del planeta Júpiter


Los primeros meses de observaciones del planeta más grande del sistema solar por parte de la sonda espacial Juno de la NASA han revelado enormes remolinos de ciclones polares, estructuras y movimientos previamente no detectados bajo las características nubes de Júpiter, mostrando una realidad más compleja de lo que se creía hasta ahora.

Juno es una nave que dejó la Tierra el 5 de agosto de 2011, con la misión de buscar respuestas a las numerosas preguntas de la comunidad científica sobre sobre el campo interior, el campo magnético, las auroras y las capas de radiación de ese planeta.

Foto: NASA/SWRI/MSSS/Gerald Eichstadt/Sean Doran

La sonda, construida y operada por la Lockheed Martin, llegó a su destino el 4 de julio del año pasado, concluyendo de este modo una travesía interplanetaria de cinco años. A partir de aquella fecha, el dispositivo ha orbitado alrededor de aquel planeta en seis oportunidades, trazando un bucle de forma ovalada. Cada vuelta tarda más de 53 días, con Juno bordeando las nubes de Júpiter a lo largo de cinco mil kilómetros en su punto más cercano.

Los hallazgos del primer paso de recogida de datos, que voló en unos 4-600 kilómetros de los nubarrones del planeta el 27 de agosto de 2016, se publicaron esta semana en dos artículos en la revista Science.

Los instrumentos científicos a bordo de Juno se encargan de recolectar la mayor parte de los datos cuando el orbitador está cerca de Júpiter, tomando fotografías, midiendo plasma y electrones, y profundizando en el interior del planeta para averiguar lo que está oculto bajo su densa capa de nubes.

Entre los hallazgos que desafían las suposiciones de los científicos son los proporcionados por la JunoCam, cuyas imágenes muestran que ambos polos de Júpiter están cubiertos por tormentas de tamaño natural que están densamente agrupadas y rozándose entre ellas.

“Estamos perplejos en cuanto a cómo podrían formarse, qué tan estable es la configuración y por qué el polo norte de Júpiter no se parece al polo sur”, dijo Scott Bolton, investigador principal de Juno del Southwest Research Institute en San Antonio. “Estamos cuestionando si se trata de un sistema dinámico, y si estamos viendo sólo una etapa, y durante el próximo año, vamos a verlo desaparecer, o es una configuración estable y estas tormentas están circulando unas alrededor de otras”.

La nave espacial lleva también un instrumento llamado MWR o radiómetro de microondas, un instrumento similar al de los satélites climáticos que orbitan la Tierra y que está ajustado a seis longitudes de onda, con el fin de detectar la radiación térmica emitida por diferentes capas de la atmósfera de nubes de tormenta de hasta 480 kilómetros

Al comenzar la misión de Juno, los científicos esperaban que la atmósfera del gigantesco planeta fuera relativamente consistente a más de 100 kilómetros. En cambio, el radiómetro de microondas de la sonda descubrió un cinturón de amoniaco alrededor del ecuador de Júpiter y variaciones en la abundancia de dicho material en otras latitudes que se extienden profundamente en la atmósfera del planeta.

Misión Juno aporta más datos sorprendentes sobre Júpiter

Antes de la misión Juno, se sabía que Júpiter tenía el campo magnético más intenso en el sistema solar. Las mediciones de la magnetosfera del planeta gigante, tomadas por el magnetómetro de la sonda, indican que el campo magnético del planeta es incluso más fuerte que los modelos esperados, y de forma más irregular.

Imagen del polo sur de Júpiter, tomada por la nave Juno. Foto: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Betsy Asher Hall/Gervasio Robles

Los datos del sensor de la nave indican que el campo magnético excedió en gran medida las expectativas en 7.766 Gauss, aproximadamente 10 veces más fuerte que el campo magnético más poderoso encontrado en la Tierra.

Fuente: NASA




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *