La Nasa financia un estudio para producir alimentos utilizando impresoras 3D


La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) y una compañía de Texas están investigando la posibilidad de desarrollar una impresora 3D que sea capaz de producir alimentos sintetizados a partir de cartuchos cargados con nutrientes básicos.

comida_3D_1

El proyecto de un sintetizador universal de alimentos basándose en la tecnología de fabricación aditiva está siendo llevado adelante por la empresa Systems & Materials Research Corporation (SMRC), como una solución para producir comida para satisfacer la demanda de los astronautas que participen en misiones espaciales de larga duración, como los futuros viajes a Marte.

El concepto fue planteado por Anjan Contractor, un ingeniero mecánico de la firma basada en Austin, que recibió de la NASA una subvención de 125.000 dólares  para financiar la etapa de estudio de viabilidad de la propuesta, que comprende la puesta en marcha de la impresora 3D, el desarrollo de nutrientes más estables, y la provisión de una variada gama de alimentos a partir de dichos ingredientes.

La idea de Contractor es concretar una impresora 3D que trabaje con cartuchos o bloques que contengan los nutrientes básicos, como azúcares, hidratos de carbono complejos y proteínas, desprovistos de humedad y en forma de polvo, de manera que los mismos puedan almacenarse y utilizarse por períodos de tiempo muy prolongados (entre 15 y 30 años, aproximadamente).

De lograrse, esto implicaría un gran avance respecto de los actuales sistemas de alimentación de la NASA, que no llegan a satisfacer completamente los requerimientos nutricionales y de vida útil necesarios para sostener una expedición humana a Marte u otros misiones espaciales de larga duración.

Según reconoce la propia agencia espacial estadounidense, la comida espacial utilizada en la actualidad consiste en alimentos perecederos envasados individualmente y procesados con tecnologías que degradan sus micronutrientes. Asimismo, como toda esta comida es seleccionada y preparada en tierra, los miembros de la tripulación no tienen la posibilidad de personalizar las recetas o preparar los alimentos ellos mismos.

mendel

Para comprobar la viabilidad del proyecto, Contractor recurrió a un modelo de segunda generación de la impresora 3D RepRap de código abierto, conocida como Mendel, con la que ya realizó una prueba de impresión de una capa de chocolate sobre una galleta.

El siguiente paso de SMRC prevé que a principios de mayo esta impresora 3D sea capaz de producir pizzas, un tipo de comida que se adaptaría fácilmente al sistema de fabricación aditiva, debido a que se elabora capa por capa (masa, salsa de tomate y queso y otros ingredientes).

La idea de recurrir a impresoras 3D para producir alimentos no es nueva ni exclusiva de SMRC. Por ejemplo, el grupo holandés de innovación tecnológica TNO ya realizó en noviembre de 2012 una muestra de cómo es posible  “imprimir” alimentos:




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *