GyroGlove, el wearable mecánico creado para combatir los temblores en enfermos de Parkinson


Producto del trabajo de un grupo de estudiantes y egresados del Imperial College de Londres, el GyroGlove se presenta ante los enfermos de Parkinson como una nueva herramienta para controlar y reducir de manera notable los temblores en las manos, gracias a la aplicación de una tecnología creada hace siglos.

La idea de contrarrestar uno de los síntomas más evidentes de esta dolencia crónica y degenerativa del sistema nervioso y devolverle a las personas parte del control sobre sus movimientos en las extremidades fue de un estudiante de medicina, Faii Ong, motivado por las dificultades que tenía una paciente  al intentar alimentarse y por la pérdida de efectividad de la medicación que se le estaba suministrando.

Uno de los prototipos iniciales del GyroGlove.

Uno de los prototipos iniciales del GyroGlove.

Por ese motivo, Ong junto a otros compañeros del Imperial College comenzaron a buscar una solución que ayude a las víctimas del Parkinson a superar la agitación en sus manos, y en lugar de centrarse en el uso de fármacos decidieron tomar el camino de la física, evaluando el uso de distintos elementos, como pesas, bandas elásticas, y piezas de robótica, entre otros.

Finalmente, el equipo obtuvo resultados satisfactorios al diseñar y probar un prototipo de guante equipado con un giroscopio, que ayudó a los pacientes que formaron parte de la evaluación a reducir los temblores en las manos hasta en un 90 por ciento.

Básicamente, un giroscopio es un dispositivo mecánico que está formado por un volante que gira alrededor de un eje y que puede tomar cualquier dirección, característica que hizo que se lo aprovechara, por ejemplo, para contribuir a la estabilidad de los buques, para los pilotos automáticos de los aviones, y en el direccionamiento de misiles y otros vehículos.

En el caso del GyroGlove, el mismo incorpora un giroscopio en miniatura dinámicamente ajustable y alimentado por una pequeña batería, ubicado en la parte superior de la mano y en el interior de una carcasa plástica unida al guante.

Cuando el sistema es encendido, el giroscopio comienza a girar y su orientación es ajustada por una bisagra y una plataforma rotatoria, ambas controladas por una pequeña placa de circuito, lo que hace que el guante “empuje” contra los movimientos trémulos del usuario, debido a que el dispositivo intenta enderezarse.

Quienes probaron los prototipos de GyroGlove manifestaron que la sensación al usarlo era similar a la de sumergir la mano en “un jarabe espeso”, donde el movimiento es libre, pero más lento al mismo tiempo.

Convirtiendo a GyroGlove en una ayuda para recuperar calidad de vida

De acuerdo con sus desarrolladores, el GyroGlove ayudará a los pacientes de Parkinson a recuperar el control sobre sus manos, lo que les permitirá volver a escribir, cocinar, preparar bebidas, alimentarse, y utilizar una computadora, entre otras actividades rutinarias.

gyro0

En la actualidad, el guante se encuentra aún en su etapa de prototipo, requiriendo mejoras en cuanto al tamaño del dispositivo giroestabilizador y el ruido que genera su funcionamiento, aunque el equipo del Imperial College espera poder lanzar los primeros GyroGlove en el Reino Unido antes de septiembre de 2016, a un precio que partiría de los 550 dólares.

Fuente: GyroGear




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Puede interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *