Google obtiene la patente para desarrollar un auto sin conductor


La Oficina de Patentes y Marcas de los EE.UU. (USPTO) concedió hace dos días a Google la patente para el desarrollo de la tecnología necesaria para que un automóvil pueda pasar a conducirse de manera autónoma, sin necesidad de intervención de un humano al volante.

 

Desde hace años, Google ha estado probando tecnología de conducción autónoma en vehículos Toyota Prius y Audi TT (The New York Times)

 

Si bien desde hace bastante tiempo la compañía del buscador web ha estado evaluando sus teorías y tecnologías con automóviles de las firmas Toyota y Audi, recién en mayo de 2011 presentó la solicitud de patentamiento de la transición de un vehículo de modo humano al modo autónomo, bajo un riguroso secreto que recién fue vulnerado hace pocos días, cuando la  USPTO hizo público el otorgamiento de la patente.

El documento presentado por Google describe tanto los métodos como los dispositivos necesarios para implementar un sistema de conducción de tipo mixta (humana/autónoma).

La transición puede incluir la detención de un vehículo en una “pista de aterrizaje” predefinida y la detección de un indicador de referencia, en base al cual el automóvil puede ser capaz de conocer su posición exacta, además de obtener una instrucción de activar el modo autónomo a través de una URL.

Según señala la presentación de la patente, una vez que que el vehículo conoce su ubicación exacta y tiene una instrucción para vehículo autónomo, puede emprender la marcha hacia un destino determinado, sin necesidad de un conductor humano.

Google aclara en su escrito que la denominada “pista de aterrizaje” puede ser una marca en el suelo, un cartel en una pared, o líneas o flechas que indiquen que el vehículo puede ser estacionado.

Combinación de GPS y sensores

Para detectar la “pista de aterrizaje” en la que se ha estacionado, el coche podría activar un GPS para determinar su ubicación aproximada y luego emplear sus sensores para detectar árboles, follajes u otros puntos de referencia para señalar su posición exacta.

De acuerdo con lo expuesto por Google en su solicitud, esta tecnología de conducción autónoma podría resultar adecuada para ofrecer tours por lugares de interés turístico o para enviar los vehículos defectuosos a los talleres de reparación.

Como recuerda la BBC, Google ha estado probando este sistema de conducción autónomo en autos Toyota y Audi, que fueron equipados con un importante número de sensores, cámaras de video y un sistema de inteligencia artificial asistido por los mapas de Google Street View .

Las pruebas permitieron que estos vehículos recorrieran, hasta ahora, más de 257.000 km con una limitada participación humana, y cerca de 1.700 km sin intervención alguna del conductor.

 




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *