Expertos usan Tomografía de Coherencia Óptica para analizar obras de arte antiguas de forma no invasiva


Investigadores británicos desarrollaron una nueva técnica de alta resolución basada en la Tomografía de Coherencia Óptica (OCT) para poder superar las distintas capas de barniz acumuladas a lo largo de los años en pinturas centenarias de valor incalculable y apreciar las características originales de las mismas sin necesidad de recurrir a otros métodos que pudieran comprometer su integridad.

El nuevo sistema fue creado y puesto a prueba por científicos de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Nottingham Trent University en sociedad con la London National Gallery de Londres para desarrollar un instrumento capaz de capturar de forma no invasiva los detalles ocultos de ilustraciones en alta resolución.

mad_raf_1

Este avance tiene importancia si se tiene en cuenta que la mayoría de las obras pictóricas de la cultura occidental han sido cubiertas con capas de barniz que se aplicaron en distintos momentos durante su historia, con la intención de proteger la pintura original y darle más intensidad a los colores. Sin embargo, con el paso de los años esta superficie protectora sufre una degradación que termina afectando el aspecto general de la obra original.

Para restaurar o conservar estas piezas de arte se necesita limpiar con cuidado el barniz viejo y reemplazarlo con una nueva capa, pero para hacer este trabajo con seguridad se debe conocer con precisión cuáles son los materiales y la estructura general de la pintura debajo de la superficie.

Hasta ahora, el análisis convencional de las capas ocultas de barniz y pintura requiere tomar de la obra de arte una muestra física muy pequeña (de un cuarto de milímetro de ancho) la que es sometida a estudios a través del microscopio. Esta labor, si bien permite obtener imágenes de alta resolución de las capas de pintura y analizarlas para obtener información detallada sobre la composición química de la misma, tiene en contra el hecho de que implica la eliminación de una porción de la obra original.

Para salvar este inconveniente, los investigadores de la Nottingham Trent University elaboraron un proyecto que preveía la aplicación de la OCT (una tecnología originalmente aplicada al tratamiento de imágenes médicas) para ayudar a la conservación de las obras de arte.

Esta técnica implica proyectar un haz de luz láser que se encarga de escanear la superficie creado cortes transversales virtuales no invasivos que muestran las delgadas capaz de barniz con una claridad superior en comparación con las imágenes obtenidas con el análisis de muestras de secciones transversales de pintura reales usando microscopios ópticos convencionales.

Para lograr esto, el haz de luz de la OCT se divide en dos: una mitad se proyecta hacia la muestra, y la otra se envía a un espejo de referencia. Mediante la medición de la señal combinada el aparato puede determinar hasta qué punto la luz penetró en la muestra. De esta forma, al repetir este procedimiento varias veces a través de un área, es posible construir un mapa de la sección transversal de la pintura.

OCT para analizar obras de arte, un experimento con resultados alentadores

Las pruebas iniciales de la nueva técnica se hicieron sobre una copia de fines del siglo XVI de una pintura del artista renacentista Rafael Sanzio en la London National Gallery, y demostraron que el sistema no sólo es capaz de igualar la resolución obtenida con métodos tradicionales, sino que permitió visualizar algunas de las capas con un mejor contraste, debido a que la OCT es particularmente sensible a los cambios en el índice de refracción. Gracias a esta característica, fue posible identificar capaz de barniz muy delgadas que no habían sido detectadas con el uso del microscopio.

De acuerdo con lo informado por sus creadores, este sensor basado en OCT será puesto a disposición de otras instituciones de arte, e incluso se estudia la posibilidad de aplicarlo al análisis de manuscritos históricos de los que no es posible extraer muestras físicas como en el caso de las pinturas antiguas.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *