EE.UU. presenta un helicóptero robot equipado con una cámara de 1.8 gigapíxeles


El Ejército de los Estados Unidos de América (U.S. Army) presentó un helicóptero teledirigido equipado con el sistema ARGUS-IS, basado en una poderosa cámara a color de 1.8 gigapíxeles, capaz de localizar y captar imágenes nítidas de personas y vehículos desde altitudes por encima de los seis kilómetros, en un área de 168 kilómetros cuadrados.

Para tener una idea aproximada de la gran resolución de este sensor, debe tenerse en cuenta que un simple teléfono portátil con cámara puede capturar imágenes que se ejecutan normalmente entre 1 millón y 2 millones de píxeles, es decir: entre 1 y 2 megapíxeles. En este caso, ya se está hablando de gigapíxeles, lo que significa que el sistema ARGUS-IS ofrece imágenes con una resolución de 900 a 1.800 veces mayor.

Mientras capta las imágenes, el ARGUS-IS es capaz de transmitirlas a los centros de operaciones y las tropas que operan en la zona en múltiples transmisiones de video en tiempo real a una velocidad de 10 fotogramas por segundo.

Tanto la cámara como el resto del sistema fueron desarrollados por  DARPA, en colaboración con la Dirección de Sensores de Visión Nocturna y Electrónicos del Ejército, el Laboratorio de Investigaciones de la Fuerza Aérea y la Agencia Nacional Geoespacial.

El sistema ARGUS-IS fue presentado durante el pasado mes de diciembre, montado en un helicóptero sin tripulante- también denominado drone o UAS- A160 Hummingbird (Colibrí), que fue construido por la Boeing y que forma parte de un plan del U.S. Army para obtener un sistema de vigilancia capaz de permanecer en estacionario a una altura segura sobre un campo de batalla,  recoger información y poder transmitirla en tiempo real a los mandos ubicados en la retaguardia.

Futuras pruebas en un cambo de batalla real

Según indicó el propio ejército estadounidense, el proceso de integración de la dupla  Hummingbird/ARGUS-IS no ha finalizado, dado que el lograr que semejante cámara jamás había sido montada en un vehículo aéreo como el Hummingbird, lo que requiere instalar en este último nuevos cables y antenas y la realización de numerosos vuelos de prueba, que vienen desarrollándose en  el desierto de Yuma y que en los próximos meses seguirán en un campo de batalla real, como es Afganistán, donde tres unidades del nuevo sistema operarán durante un año.

Los militares también señalaron que no planean limitarse a colocar el sensor ARGUS-IS únicamente en el UAS de Boeing, por lo que ya anticiparon que abrirán el campo para que otras compañías presenten sus vehículos aéreos para que se determine cuál de ellos se adapta mejor a las exigencias operativas y a las características técnicas del sistema de vigilancia.

El desarrollo de aeronaves no tripuladas ha cobrado mayor auge durante esta última década y no es algo exclusivo de los EE.UU., ya que países como Rusia, Francia, Irán e Israel también se han preocupado por producir estos ingenios, no sólo con fines de vigilancia o de combate.

Este es el caso de Israel, que actualmente está trabajando en una especie de “mula aérea”, un vehículo teledirigido de ascenso y descenso vertical que podrá llevar carga y pasajeros, además de evacuar personas heridas, ya sea de una zona de combate o de un lugar de difícil acceso donde se haya producido un accidente.




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *