BMW, Bosch y Vattenfall prueban planta de energía utilizando baterías usadas de vehículos eléctricos


BMW, Bosch y Vattenfall inauguraron recientemente una nueva central de energía a escala de red utilizando las baterías usadas de automóviles eléctricos, con el fin de testear sus capacidades para estabilizar la red y reducir el impacto de los picos de demanda de electricidad.

La usina se encuentra en el distrito del puerto de Hamburgo, Alemania, y utiliza 2.600 módulos de batería provenientes de más de 100 vehículos eléctricos para lograr una capacidad de potencia total de 2 megavatios (MW) y una capacidad de almacenamiento de 2,8 megavatios-hora (MWh).

planta-bosch

De acuerdo con un parte de prensa difundido por Bosch, estos valores son suficientes “para suministrar electricidad a un hogar medio de dos personas durante siete meses”.

Sin embargo, la compañía aclaró que la energía almacenada no está destinado al suministro general, sino que se vende en el mercado de reservas de control primario por Vattenfall, una compañía de energía eléctrica estatal sueca que genera electricidad para Suecia, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos, Alemania, Polonia y Gran Bretaña.

La instalación de almacenamiento inaugurada la semana pasada ofrece una potencia de reserva de control primario necesario para mantener la estabilidad de 50 Hz de frecuencia de red. La energía de reserva de control primario debe estar disponible en unos pocos segundos para evitar el colapso del sistema.

La planta de energía en Hamburgo forma parte del denominado “Battery 2nd Life”, que fue iniciado por las tres compañías en 2013 por un período previsto de cinco años. Los socios del proyecto esperan aprender más acerca de las características de envejecimiento y la capacidad de almacenamiento de los módulos de batería de iones de litio usadas.

Tal como señala Bosch en su comunicado, junto con la instalación de almacenamiento de electricidad recientemente abierta, el proyecto abarca otras medidas. Por ejemplo, las baterías usadas han estado proporcionando almacenamiento provisional y almacenamiento en búfer de potencia para estaciones de carga rápida en el distrito portuario (HafenCity) de Hamburgo desde septiembre de 2014.

Un nueva vida para las baterías de autos eléctricos usadas

De progresar satisfactoriamente, este proyecto ayudaría a dar una respuesta a la inquietud que se han planteado fabricantes como BMW sobre qué podrá hacerse con las baterías usadas de los vehículos eléctricos, dado que el precio de las mismas continúa bajando y se podría estar llegando a un punto crítico que signifique un despegue de las ventas masivas de esta clase de automóviles a nivel mundial.

circuito-energia

Cabe recordar que estos acumuladores de energía, basados en iones de litio, tienen una vida útil para alimentar vehículos eléctricos que se extiende de ocho a diez años.

Después de ese período, su capacidad se reduce a un punto en el que obligan a reducir drásticamente la autonomía del coche, aunque no quedan inutilizadas completamente, conservando cierta capacidad de almacenamiento de energía.

Fuente: Bosch




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *