Ampere, el primer buque transbordador que navega impulsado por motores eléctricos


El ferry Ampere, que entró en servicio a principios de 2.015, puede viajar a través de los fiordos noruegos 34 veces por día de manera silenciosa y sin emitir dióxido de carbono, gracias a que se encuentra equipado con dos grandes motores eléctricos desarrollados por Siemens que también permiten ahorrar un millón de litros de combustible diésel que una embarcación convencional consumiría al cubrir el mismo recorrido durante un año.

Esta nave fue construida por los astilleros Fjellstrand, de Noruega, en cooperación con Siemens y con el aporte de capital de la compañía de transporte naval Norled, en respuesta a un concurso convocado por el gobierno de ese país para desarrollar el servicio de transbordador más ecológico, con el más bajo nivel de emisiones y ruido.

ampere1

Como explicó Odd Moen, ingeniero de la filial noruega de Siemens, para la construcción de este nuevo tipo de barco se combinaron el conocimiento de Fjellstrand en materia de construcción naval de alta eficiencia energética y la experiencia de la compañía alemana en el diseño y fabricación de propulsores eléctricos.

Cabe recordar que Siemens lleva un siglo produciendo motores eléctricos para submarinos, y desde 1.999 viene trabajando en el desarrollo de un sistema similar para las embarcaciones de superficie, algo que pudo concretar en los últimos años gracias al avance de la tecnología.

ampere2

El Ampere cuenta con dos unidades motrices, cada una con una potencia de 450 kilovatios e impulsadas por baterías de iones de litios que tienen una capacidad combinada de 1.000 kilovatios/hora (kWh), lo que le permite hacer dos viajes cubriendo la ruta marítima entre  las localidades de Lavik y Oppedal antes de agotar su carga de energía. 

Para aumentar la autonomía de las baterías y cubrir sin inconvenientes el cronograma diario de viajes, la nave dispone en cada muelle que toca de una batería de iones de litio de 260 kWh que le suministra electricidad mientras espera el embarque o desembarque de pasajeros y vehículos.

Asimismo, durante la noche, cuando el Ampere se encuentra inactivo, se puede proceder a recargar las baterías directamente de la red eléctrica.

Ventajas que ofrece la propulsión eléctrica del Ampere

Los motores eléctricos del transbordador noruego son prácticamente silenciosos y, al no quemar combustibles fósiles, no producen emisiones contaminantes, lo que no sucede con un ferry con propulsores diésel, que por año puede emitir hasta 2680 toneladas de dióxido de carbono y 37 toneladas de óxido de nitrógeno.

ampere3

Otra característica particular del Ampere es su peso reducido, casi la mitad de lo que pesa una nave convencional, a pesar de tener que transportar baterías de 10 toneladas, 120 vehículos y 360 pasajeros, todo ello gracias a que está construido totalmente en aluminio en lugar de acero.

Dicho material, además de ser más ligero, requiere menos mantenimiento y protección contra la corrosión, lo que también reduce considerablemente los costos de operación de la nave.

Basándose en el desempeño del Ampere, Moen manifestó su creencia de que el potencial que ofrecen los barcos eléctricos ya se puede explotar, extendiendo su uso a las 50 rutas existentes en Noruega, donde los transbordadores con baterías podrían operar de manera rentable.

Fuentes: Siemens/Fjellstrand/Norled




Ruben

Rubén es editor del sitio desde el año 2010. Colabora regularmente escribiendo noticias sobre tecnología, software, negocios, gadgets y ciencia. Sus intereses son Tecnología y Relaciones internacionales, tópico con el que también colabora en otros medios de publicación web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *